BCO. DE LA ENCANTADA

En esta ruta se conocen varios lugares muy interesantes, como son el Pantano de Beniarrés, el Barranco de la Encantada y una de las pozas más bellas de la provincia, el Gorg del Salt.

Llegando desde Beniarrés, se puede dejar el coche perfectamente junto a la presa antes de cruzarla. Se trata de una presa de gravedad terminada en 1958, con 53 metros de altura desde los cimientos, 395 metros de longitud de coronación y una capacidad de almacenamiento de unos 30 hm3.

El agua que almacena este embalse, construido en el cauce del río Serpis, está turbia y de un color oscuro, ya que después de pasar cerca de poblaciones tan industriales como Alcoi y Concentaina, no está todo lo limpia que sería deseable, por lo que su utilidad es el uso agrícola.

pincha aquí versión para imprimir

pincha aquí versión satélite WIKILOC

...
Mapa ruta nº 86 Barranco de la Encantada


...
Descripción de la ruta


A la salida del Sol, se puede apreciar como el contraste entre el frío del ambiente y el calor acumulado el día anterior por las oscuras aguas del embalse, hace que estas desprendan una enigmática neblina.


Se empieza la ruta por un camino asfaltado junto a las instalaciones de mantenimiento de la presa, hasta alcanzar un camino de tierra que se encuentra a la derecha y que desciende junto a unos bancales hacia el río.

Se llega hasta un sendero que discurre junto a una antigua acequia. Circulando por aquí, se encuentran magnificas vistas sobre la espesa vegetación y la fila de árboles que acompañan al río Serpis.


El otoño nos permite descubrir una variada paleta de colores en la arboleda que cubre la ribera del río.





El sendero termina y se continúa por un camino de tierra rodeado de árboles.






El camino llega hasta la carretera CV-701 que une Beniarrés y Lorcha. Ahora hay que caminar unos metros, hasta alcanzar el primer camino de tierra a la derecha, por donde se sigue la ruta.


Tras un tramo llano, se empieza a descender junto a unas casas, hasta alcanzar un puente de tubos que cruza el río, bastante ancho en este punto.




Una exuberante vegetación y grandes árboles adornan esta zona.






Ahora se llega frente a la entrada de una propiedad privada, que abarca toda esta sierra y un cartel indica “PROHIBIDO EL PASO”. En principio, pidiendo permiso no habría problemas, pero al entrar por el camino principal, se pasa junto al gran Mas de Boti y para evitar molestar, en esta ruta se coge un atajo por una pequeña entrada de servicio, casi cubierta de vegetación, que accede a unos bancales de olivos y al final de estos se empieza a subir la sierra por un cortafuegos.

A la izquierda del cortafuegos se encuentran una serie de terrazas hechas con muros de piedra.






Finalmente se alcanza la pista forestal que recorre toda la sierra y que pasa junto a varios bancales cultivados, algunos de ellos de gran tamaño y junto a otra gran edificación, el Mas de l’Albuerca.


Se rodea el Tossal del Pedregar y empieza el descenso de la Serra de l’Albuerca. Frente a las ruinas de la Casa de l’Almadec, el camino se encuentra cortado por una barrera que nos recuerda que salimos de una propiedad privada; afortunadamente tiene poca altura, porque hay que saltarla ya que aquí no hay atajo que valga. Un poco más adelante hay otra puerta de acceso que está normalmente abierta.

Tras atravesar esta última puerta de acceso a la finca privada, se encuentra el cauce del barranco que hay que cruzar, dependiendo del agua que lleve, puede ser desde divertido hasta un “ligero” problema.


Una vez cruzado el cauce, se sigue por el camino de tierra que un poco más adelante se encuentra hormigonado, hasta llegar a una curva cerrada de la que sale una senda que se adentra por el barranco. Hay que volver a cruzar el cauce por una fila de piedras y en condiciones normales el agua no las cubre. Evidentemente si la cantidad de agua que baja por el barranco es elevada, la opción de llegar al Gorg del Salt por esta senda puede resultar peligrosa. Es preferible continuar por el camino, que un poco más adelante se encuentra asfaltado, llegando al mismo sitio sin ningún problema.

Este es el Gorg del Salt, una pared de roca en este barranco que crea un salto en el que el paso del agua y el tiempo ha formado una gran poza o toll, muy visitada por su belleza y para tomar un refrescante baño en los calurosos veranos. Se puede ver más detalladamente en este video.

Unas escaleras suben pegadas a la roca hasta un pequeño mirador y a continuación, hasta una carretera por la que sigue la ruta de vuelta.




Se abandona la carretera al llegar a una casa y se continúa por un camino de tierra que pronto llega a la puerta de entrada a una finca, donde a la derecha se encuentra una senda que desciende, hasta que finalmente discurre paralela al cauce del Barranc de l’Encantà. Siguiendo esta senda se pasa junto a una pequeña presa, las ruinas de una vivienda y del Molí de l’Encantà.

Un poco más adelante del Molí, el barranco da un brusco giro a la derecha y se encierra entre enormes paredes de piedra, estrechando el paso y creando un saldo conocido como el Clot del Molí, en la que el agua cae más de 5 m. y por donde ya es imposible seguir por el Barranco de la Encantada, si no es con material especifico para hacer barranquismo. Más detalles en este video.

A partir de aquí, la senda empieza a ir ganando altura.







Hasta que gira perpendicular al Barranco de la Encantada y permite ver en el fondo, las pozas llenas del agua limpia y pura que lo atraviesa.




La senda llega hasta la verja de una finca, continúa por caminos hasta llegar a una barrera que hay que sortear, alcanzar una senda que sale hacia la derecha y lleva hacia la parte alta de esta sierra.


Desde aquí se tiene esta magnífica vista del Benicadell, con la Ermita del Santísimo Cristo de los Afligidos de Beniarrés a sus pies.




La senda termina en unos campos de olivos y se alcanza este camino asfaltado, que es la entrada al Mas de Fantaquí y que conduce hasta la carretera que, desde Planes lleva hasta Beniarrés, pasando sobre la presa del embalse.

Desde la carretera se tiene una completa visión de la presa y de todo el embalse.






Varias imágenes del Pantano de Beniarrés.







Una variada y espesa capa de vegetación encierra al río Serpis, también llamado Riu d’Alcoi, en un túnel en el que la presencia de la sucia agua solo se adivina por su murmullo al saltar entre las rocas.

ruta realizada el 23/11/2009