EMBALSE DE LA PEDRERA

El Embalse de la Pedrera está situado en la rambla de Alcoriza, en el término municipal de Orihuela, exactamente entre las pedanías de Hurchillo y Torremendo.

La construcción de este embalse no hubiera tenido sentido sin la existencia del Trasvase Tajo-Segura, ya que no tiene apenas aporte natural de agua y la cuenca vertiente ante posibles precipitaciones es también muy escasa. Por lo tanto su finalidad es la de depósito regulador de parte del caudal que llega del Tajo, para su posterior utilización en el abastecimiento urbano de poblaciones colindantes y para las necesidades de la agricultura de regadío del Campo de Cartagena.

Técnicamente hablando, el Embalse de la Pedrera está compuesto por una presa principal de gravedad, construida con diversos materiales sueltos y un núcleo de arcilla como elemento impermeabilizante; con unas dimensiones de 716 metros de longitud y 9 metros de anchura en su corona y más de 60 metros de altura sobre el cauce. Con esta presa y tres diques adicionales para cerrar el vaso del embalse, se terminó en 1983 la construcción, del pantano con mayor capacidad de almacenamiento de la provincia de Alicante.

pincha aquí versión para imprimir

pincha aquí versión satélite WIKILOC

...
Mapa ruta nº 84 Embalse de la Pedrera

...
Descripción de la ruta

La ruta empieza junto al canal de salida del embalse, donde se encuentra una barrera, frente a la que hay espacio suficiente para dejar el coche sin problemas.

El camino asfaltado sube junto al Dique 1 hasta que se descubre un inmenso lago azul.

Se sale muy cerca de estas dos torres de captación, desde donde se controlan las compuertas sumergidas, encargadas de abrir y cerrar el flujo del agua hacia el canal de salida.

Vista desde el Dique 2, de la Presa de la Pedrera, enorme cúmulo de materiales sueltos que, de no ser por la constante inclinación y rectitud, pasaría por una ladera natural, ya que está colonizada por multitud de especies vegetales.


Después de atravesar la presa por la carretera, se llega hasta el Cerro de la Pedrera, desde donde se tiene esta vista de la presa similar a la anterior.

Se continúa bajando por la carretera y llama la atención, sobre la ladera que desciende hacia el embalse, una especie de balsa que desborda agua creando un efecto muy vistoso.

video
Como se ve en este video, con esta interesante obra hidráulica se consigue que el canal del trasvase siempre tenga un nivel mínimo, aunque el caudal de entrada al embalse sea escaso.

Además de las algas, otras plantas consiguen enraizar en el hormigón del muro que forma la balsa.

Frente al camino que baja hasta la balsa de entrada al embalse, se encuentra este camino de tierra, que como se ve pertenece a una propiedad privada y además es coto de caza, por lo que a partir de aquí hay que circular con mucho cuidado y sobre todo con respeto.

Coger altura por el camino de tierra permite tener una mejor visión de este tercer Dique, que como se ve es de grandes dimensiones.
También se puede apreciar la inmensidad azul del embalse gracias a la pureza del agua y la balsa con el subsiguiente canal de entrada.

El camino llega hasta este punto en el que se ve al frente el Cabezo Gordo y a nuestros pies la línea de vegetación en el fondo de esta rambla, que anuncia la existencia de agua, el Arroyo Grande.

Después de bajar por la cresta, se alcanza una senda ancha.

Dicha senda parece terminar cuando alcanza el muro de cañas y vegetación que forma el Arroyo Grande, pero existe un pequeño puente de cemento que salva este obstáculo.

Luego se llega a un camino de tierra y después de un tramo hacia la derecha, se gira por una bifurcación a la izquierda; se empieza a ascender y más adelante se pasa por zonas evidentemente privadas.

Hasta llegar a una curva de la que parte una senda a la derecha que pronto desaparece, por lo que se continúa campo a través hasta alcanzar el camino que se ve al fondo de la foto.

El camino de tierra discurre por la ladera del Cabezo Gordo y pasa junto a pequeños bancales cultivados.

En esta bifurcación, el camino de la izquierda se encuentra cerrado con una gran puerta metálica, ya que es el acceso a la propiedad privada por la que discurre la ruta; hay que continuar por la derecha.

Este camino pasa por entre unos campos de naranjos y esta enorme balsa actualmente en desuso.

Menos mal que la valla que delimita estos bancales no es muy alta, por lo que al llegar al final del camino, se sobrepasa sin dificultad y se sigue por una senda no muy definida hasta alcanzar el camino de tierra que sube hacia la cumbre del Cabezo Gordo.

A los pocos metros de alcanzar el camino se encuentra esta puerta que corta el acceso, pero solo a los vehículos, ya que ciclistas y senderistas la pueden sobrepasar sin ninguna dificultad.

En la cumbre del Cabezo Gordo se encuentran instaladas varias antenas y sus correspondientes casetas.

Desde aquí arriba se divisa esta magnífica vista del Embalse de la Pedrera y la pinada que cubre la cara de la umbría del Cerro de la Pedrera a la derecha, en contraste con la aridez del terreno que rodea el pantano.

Ahora se continúa descendiendo campo a través hacia el Noreste, en dirección a la segunda cumbre.

Luego se sigue descendiendo en dirección al conjunto de casetas y compuertas que se encuentran al final del canal. El tramo final del descenso es un poco complicado y hay que buscar el lugar más idóneo para llegar al destino. Desde aquí se baja hasta alcanzar un camino asfaltado y continuar en dirección a la presa.

Los laterales de la carretera se encuentran llenos de escombros y basura. Al llegar a este cruce se gira a la derecha, pasando de nuevo sobre el Arroyo Grande y encontrando de frente la ladera artificial que forma la presa. A partir de aquí ya solo queda seguir las indicaciones del mapa para llegar al punto de partida.







Ruta de 9,80 Km realizada en 160' el 05/10/2009