SIERRA DE CALLOSA

En esta ruta se recorre principalmente, la parte Sur-Occidental de la Sierra de Callosa. Una impresionante mole de roca caliza, con abruptas paredes, grandes desniveles y barrancos que dificulta el recorrido por sus laderas.

Con apenas 568 metros de altura máxima, emerge majestuoso sobre el extenso y fértil valle fluvial, creado a lo largo de millones de años por el Río Segura y que apenas se encuentra a unos 15 metros por encima del nivel del mar.

pincha aquí versión para imprimir

pincha aquí versión satélite WIKILOC

...
Mapa ruta nº 75 Sierra de Callosa

...
Descripción de la ruta

Para iniciar la ruta, hay que dirigirse a la parte alta de Redován, donde se encuentra la Ermita de la Virgen de la Salud, en cuyos alrededores hay acondicionada un área recreativa con bancos y mesas de piedra para poder pasar el día. Frente a la ermita se encuentra un panel informativo y el principio de la ruta.

Bien siguiendo el sendero botánico o atajando por un pequeño barranco, se llega a este punto, en el que un poste informativo y una señal en el suelo, indica el comienzo de la senda hacia el “Bancalico de los Moros”.

Esta es la parte más fresca y bucólica de la ruta, ya que un extenso pinar cubre la falda de esta cara Oeste de la sierra.

Llegando al “Bancalico de los Moros” se cruza por este bello rincón, en el que se encuentra una plantación de paleras en una zona muy verde y húmeda por encontrarse a la umbría, lo cual produce un curioso contraste.

Vistas hacia la sierra durante la subida.


Un poco más adelante se llega a este mirador, muy visitado por los vecinos de Redován, en el que se encuentra este pequeño altar y una cruz.


Después de disfrutar de las vistas, se continúa por una senda que sigue por el pinar junto a la pared de roca.

Tras alcanzar el collado, la senda muy bien marcada y acondicionada, empieza a descender.

Hasta alcanzar este enclave en la curva de un barranco, en el que se encuentra la “Virgen de la Cueva”, un pequeño túnel en cuyo fondo existe otro pequeño altar abierto, presidido por una pequeña figura de la Virgen.

Apenas se prosigue caminando, llama la atención una pequeña torre y una zona marcada como helipuerto.

Se trata de un magnífico mirador sobre la Vega Baja, en el que se encuentra una cruz, una torre con otro pequeño altar a sus pies (en esta ocasión dedicado a la Virgen de Fátima) y la figura metálica de un ave rapaz.

A continuación se sigue por una senda con marcas blancas-amarillas que lleva hacia el paraje de la Cueva Ahumada.

Siguiendo la senda se llega hasta este impresionante rincón, en el que se encuentra la Escuela de escalada de Callosa, a prueba de supersticiosos, ya que la situación del Cementerio de Callosa a sus pies no da muy buen “rollo”.


video
Como se puede ver en el vídeo, existen varias paredes, en las que hay instaladas muchas vías de diferentes dificultades, siendo un lugar ideal para los que se quieren iniciar en este duro deporte.

Observando el mapa, se ve que la ruta sigue la senda de acceso a las vías, cuando esta termina, se continúa por el fondo del barranco hasta la base del Polígono, una impresionante pared triangular, en cuya parte derecha la erosión ha creado una cueva.

Ahora se sale de este paraje bajando un poco y siguiendo la base de la pared rocosa que se ve al fondo de la foto.

Hasta llegar a la ladera que termina formando el barranco donde se ubica la Virgen de la Cueva y que se puede subir cómodamente hasta alcanzar el collado, donde se encuentran las marcas de una senda que llega a la zona de escalada de Redován.

En la cresta de la izquierda del barranco, quedan un arco natural de roca y una pequeña cruz de hierro.

Pero que pronto se abandona para ascender en busca del cordal, que sube directamente hasta el Alto del Águila.
Se trata de un tramo en el que hay que andar con cuidado por lo escarpado del terreno.


Un poco antes de llegar a la cima del Alto del Águila, se gira a la derecha en busca de la cresta de la sierra, donde ya se encuentra una senda que pasa junto a este antiguo corral que están acondicionando como refugio y de momento, por lo menos proporciona una sombra de otra forma inexistente, por la total ausencia de árboles en esta sierra, excepto en sus faldas.

A continuación empieza el descenso por la cresta de esta ladera, en la que a trozos se distingue una senda.

Al llegar a la Plana, sigue hacia la izquierda por el fondo de un barranco, que poco a poco va estrechándose, formándose algunos pequeños saltos que dificultan la ruta.

Al entrar en el Paraje Natural Municipal de la Pilarica, se descubre una vegetación más abundante y la existencia de árboles que proporcionan sombra, crean un ambiente menos árido.

Un largo puente sobre La Rambla, da acceso a esta área recreativa, muy bien acondicionada en el que se encuentra la Ermita de la Pilarica.
La ruta continúa, bien por estas escaleras que hay frente a la ermita o por la parte posterior de esta, en la que se encuentra una senda que también accede hasta esta zona llamada El Romeral.

Una vez localizada la senda, que en mucha ocasiones desaparece, hay que seguir con cuidado las innumerables marcas blancas-amarillas que llevan hasta la cumbre de la sierra.

Al girar la vista desde arriba, se descubre como Callosa del Segura se encajona en la sierra que lleva su nombre, a pesar de tener otros municipios pegados a sus faldas.

Ahora toca otra vez caminar la cresta de la sierra, en ocasiones muy incómoda de seguir por la estrechez de algunos tramos y las aristas de roca que la forman.


Se vuelve a pasar junto al refugio y al fondo ya se distingue el Vértice Geodésico del Alto del Águila (568 m.).

Este es el punto más elevado de esta sierra, desde donde se divisa perfectamente la vecina Sierra de Orihuela, formación rocosa de idénticas características a esta y separadas por la Rambla de Redován.

El deambular por la cresta en dirección al El Chinar, salvo algún pequeño paso, es impresionante por las vistas, pero no reviste ninguna dificultad importante.
Hacia la derecha, dirección Norte, la montaña desciende formando varios barrancos, que se unen en el Barranco del Infierno o Barranc de l’Infern; este desemboca finalmente en una gran cantera, que está devorando poco a poco parte de la sierra.

Una vez pasado el Alto del Chinar, empieza el descenso, creándose una senda bien definida y marcada que llega hasta un cruce con un poste informativo. La ruta continúa siguiendo la senda que parte hacia la izquierda, bajando la ladera en dirección a Redován.

La senda se introduce por un pequeño barranco, hasta llegar a otro cruce en el que se puede optar por seguir descendiendo para volver por la pinada o continuar el regreso por una repisa natural que recorre toda la ladera. Ambas opciones son igual de válidas pero en esta ocasión se toma la segunda.

Se inicia el definitivo descenso al llegar a esta pequeña torrentera.

Se desciende por ella hasta alcanzar la senda de la primera opción, donde se encuentra, siguiéndola un poco a la derecha, otra senda que baja directamente hasta un lateral de la ermita.









Ruta de 11,30 Km realizada en 390' el 20/04/2009